El tabaco y su impacto en el medio ambiente

Un reciente estudio publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció la relación entre la cadena de producción del cigarrillo, desde el cultivo del tabaco, con el medio ambiente.

La investigación determinó el impacto de la transmisión de agro-químicos a los animales, el medio ambiente y los campesinos contratados -a un bajo salario- para cultivar el tabaco.

Según la OMS las compañías tabacaleras admitieron que la manufactura del tabaco es la fase de la producción del cigarrillo que más daño le ocasiona al medio ambiente.

El informe sostiene que al no incluir el impacto ambiental por el cual las compañías tabacaleras deberían pagar, los gobiernos están subsidiando, sin intención, la producción de tabaco.

La OMS advierte que la limitada y oscura naturaleza de la información auto-reportada por parte de las compañías tabacaleras es una barrera para establecer el verdadero impacto del tabaco en el medio ambiente. Esto con el agravante de que las empresas son conocidas por trasladar su producción de un país a otro para evitar las consecuencias de sus actividades, incluido el daño ambiental.

Algunos de los costos ambientales descritos en este interesante informe son: la cantidad de agua usada en la cadena de producción del cigarrillo, los químicos utilizados en la preparación de la hoja de tabaco, los metales presentes en la fabricación del cigarrillo, los aditivos químicos utilizados y la energía necesitada para mover los barcos, aviones y demás medios a través de los cuales se transportan y distribuyen los cigarrillos, entre otros.

El informe en inglés: OMStabacoymediomambiente